Monseñor Barrio exalta los valores del matrimonio y la familia cristiana en la Misa de las Familias

  • La ya tradicional Eucaristía se celebró en la Catedral

Organizada por las delegaciones diocesanas de Familia y de Apostolado Seglar se celebró hoy en la Catedral de Santiago la ya tradicional Misa de las Familias, en la víspera de la Fiesta litúrgica de la Sagrada Familia. Presidió la celebración el arzobispo compostelano, monseñor Julián Barrio, quien agradeció la presencia de las numerosas familias que se habían dado cita en la catedral. En su homilía, monseñor Barrio pidió a Dios por las familias, “de manera especial” por “las que están pasando momentos difíciles”. El arzobispo indicó, también, que “en la familia han de encontrar la realización plena las personas que la componen. En ella es posible experimentar el amor más parecido al amor de Dios, porque se nos ama no por lo que hacemos o tenemos sino por lo que somos; no se nos quiere por nuestras cualidades ni se nos deja de querer por nuestras limitaciones”.

Monseñor Barrio aseguró además que “es necesario el testimonio de las familias cristianas que viven su fe de manera gozosa y responsable. El alejamiento de Dios y la marginación de los valores morales, siempre favorecen el deterioro de la vida familiar”. El arzobispo reconoció y alabó también la “generosidad, dedicación y disponibilidad en el cuidado de los niños, jóvenes y mayores en circunstancias a veces difíciles por parte de la familia”.

Toda su homilía fue un canto al matrimonio cristiano y a los valores de la familia cristiana, como “la mejor garantía frente a la fragmentación social”.

Compartir: