Momento Blanco, en Cope: gotas de libertad

Pasaba de mediodía. Cerca de Pontevea. Habíamos comido. El conductor, espabilado, nos hizo una seña a los somnolientes: “¡mirad: en el parabrisas!”. Ya no recordábamos la caída de la...